La Publicidad

El mundo del comercio ha estado inmerso entre las actividades más importantes del mundo desde inicios, debido a que se ha convertido en una forma de sobrevivir económicamente de manera individual, familiar o colectiva, y se puede emprender de diferentes formas; todo está en que cuentes con el deseo y las ganas de atraer clientes de acuerdo con el producto que ofrezcas.

Una de estas modalidades puede ser un pequeños negocio en donde puedes dedicarte a vender un producto de un ramo específico o simplemente a publicitar variedades de productos, según corresponda con tu capacidad financiera y física del local, por tanto para ellos deberás fijar un horario establecido, a fin de comenzar a generar ventas y ver el progreso mucho más de cerca.

Otra de las tantas formas en que puedes hacer publicidad son las sociedades, en las cuales cada quien puede colocar el 50% del capital a utilizar, o simplemente donde el convenio puede ser que cada quien invierta cierta parte del capital y distribuyan ganancias de acuerdo a como se estableció mientras surgía el capital de la empresa. Por esto debes tener cuidado al formar este tipo de acuerdos, ya que si no se lleva un estricto orden en los gastos y ganancias del negocio tu sociedad puede irse a la quiebra y el negocio a la desaparición.

Ante esta realidad es recomendable formalizar este tipo de acuerdos con personas de tu núcleo familiar o amigos muy allegados, con los cuales tengas una larga trayectoria de vida entre momentos buenos y malos, ya que te permitirá obtener esa confianza que puede convertirse en una garantía al momento de los problemas en el negocio, debido a que juntos a través del diálogo, la estrategia y la acción podrán conseguir soluciones factibles que lleven a buen puerto la continuación de la sociedad.

Existen mitos sobre la publicidad en cuanto a la vestimenta para vender un producto; generalmente las mujeres son agradables a la vista, pero no necesariamente deben llevar poca ropa para vender un artículo u ofrecer sus servicios en una tienda, ya que uno de los elementos más apreciados por el público es la uniformidad, tanto en mujeres como en hombres.

La uniformidad puede marcar el antes y el después de tu negocio, debido a que si todos los empleados que laboran en el recinto cuentan con un uniforme adecuado, el cliente se sentirá importante y a gusto con la atención de tus empleados, ya que con esta conducta el público asocia la seriedad y el compromiso de todos los miembros de la organización por brindar el mejor producto y servicio.

De cualquier forma todo ello te permitirá resaltar las virtudes de lo que te encuentras vendiendo, con el objetivo de captar la atención del consumidor y poder generar nuevos ingresos que te llevarán a una expansión agresiva, especialmente si hablamos de un negocio muy pequeño.

Uno de los ramos en donde se recomienda entrar para poder formar un negocio es la comida, debido a que la gente de una u otra forma siempre tendrá el deseo de comer a un momento determinado del día, por lo que las ganancias en este tipo de negocio te esperan, bien sea que montes un restaurante, una cafetería, una heladería y hasta una pastelería, teniendo en cuenta que a los más pequeños de la casa les encanta acompañar de un postre prácticamente siempre sus almuerzos y cenas.

Durante la etapa de estrategia, se recomienda publicitar las características que puedan provocar una reacción a la compra por parte del consumidor. Si incursionaste en el mundo gastronómico, podría ser a comida que ofreces y los ingredientes que usas para hacerla, debido a que puedes tener un ingrediente secreto que ayude a ganar más clientes-